Nueva dieta MIND puede proteger significativamente contra la enfermedad de Alzheimer

Alzheimer's disease
Diagrama del cerebro de una persona con la enfermedad de Alzheimer.
Créditos: Wikipedia/public domain.

Una nueva dieta, apropiadamente llamada MIND (por sus siglas en inglés), podría reducir significativamente el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, incluso si la dieta no se sigue meticulosamente de una persona, de acuerdo con un artículo publicado en línea por los suscriptores en marzo en la revista Alzheimer’s & Dementia: The Journal of the Alzheimer’s Association.

La epidemióloga nutricional Martha Clare Morris, PhD, y sus colegas desarrollaron la dieta “Mediterranean-DASH Intervention for Neurodegenerative Delay” (MIND o Mente en español). El estudio muestra que la dieta MIND disminuyó el riesgo de AD (Alzheimer Disease o Enfermedad de Alzheimer en español) en hasta un 53 por ciento en los participantes que se adhirieron a la dieta rigurosa, y en alrededor de 35 por ciento en aquellos que lo siguieron moderadamente bien.

“Una de las cosas más emocionantes acerca de esto es que las personas que se adhirieron incluso moderadamente a la dieta MIND tuvieron una reducción en el riesgo de AD”, dijo Morris, profesor asistente en la universidad de Rush para la Investigación de la Comunidad, y directora de Nutrición y Epidemiología Nutricional . “Creo que va a motivar a la gente.”

Morris y sus colegas desarrollaron la dieta basada en la información que se ha acumulado por años que las investigaciones sobre como los alimentos y nutrientes tienen efectos buenos y malos, sobre el funcionamiento del cerebro a través del tiempo. Este es el primer estudio en relacionar la dieta MIND a la enfermedad de Alzheimer.

“Yo estaba muy contenta de ver el resultado que obtuvimos de la nueva dieta”, dijo.

La dieta MIND es un híbrido entre la dieta mediterránea y la DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension), las cuales se ha encontrado que reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión, el ataque cardíaco o el accidente cerebrovascular. Algunos investigadores han encontrado que las dos dietas proporcionan protección contra la demencia también.

En este último estudio, la dieta MIND se comparó con las otras dos dietas. Las personas con alta adherencia a la dieta mediterránea y la DASH. Tuvieron reducciones en AD, de un 39 por ciento con la dieta DASH y un 54 por ciento con la dieta mediterránea, pero consiguieron beneficios insignificantes con una adherencia moderada a cualquiera de las dos dietas.

La dieta MIND es más fácil de seguir que, por ejemplo, la dieta mediterránea, que aboga por el consumo diario de pescado y 3-4 porciones diarias de frutas y verduras, dijo Morris.

La dieta MIND tiene 15 componentes, incluyendo 10 de los llamados “grupos de alimentos beneficiosos para la salud cerebral” como las verduras de hojas verdes, otros vegetales, nueces, bayas, frijoles, granos enteros, pescado, aves de corral, aceite de oliva y de vino y cinco grupos no saludables como las carnes rojas, la mantequilla y la margarina, el queso, los pasteles, los dulces, las frituras y la comida rápida.

Con la dieta MIND, una persona que come por lo menos tres porciones de granos enteros, una ensalada y un vegetal todos los días, junto con un vaso de vino la mayoría de los días como aperitivo, frutos secos, granos cada dos días o así, come aves y bayas al menos dos ver la ingesta de los alimentos poco saludables designados, especialmente la mantequilla (menos de 1 cucharada al día), el queso, lo frito y la comida rápida (menos de una porción por semana para cualquiera de los tres), disfrutará de una auténtica evasión de los efectos devastadores de la AD, según el estudio.

Las bayas son la única fruta específicamente usada en la dieta MIND. “Los arándanos son uno de los alimentos más potentes en términos de protección al cerebro”, dijo Morris, y las fresas/frutillas también han obtenido buenos resultados en estudios anteriores sobre el efecto de los alimentos sobre la función cognitiva.

La dieta MIND no era una intervención en este estudio, sin embargo; los investigadores observaron lo que las personas ya estaban comiendo. Los participantes ganaban puntos si comían alimentos beneficiosos para la salud cerebral con frecuencia y evitaban los alimentos poco saludables. La única excepción fue que los participantes consiguieron un punto si decían que el aceite de oliva era el aceite más utilizado en sus hogares.

El estudio alisto a voluntarios que ya participan en un programa en curso de Rush en el Memory and Aging Project (MAP), que comenzó en 1997 entre los residentes de las comunidades de retiro del área de Chicago y los complejos de vivienda pública de seniors. Un “cuestionario de frecuencia alimentaria” opcional fue añadido a partir de 2004 a febrero de 2013, y el estudio de la dieta MIND evaluó resultados para 923 voluntarios. Un total de 144 casos de AD se desarrollaron en este cohorte.

La AD, tiene un efecto devastador sobre la función cognitiva, no se diferencia de la enfermedad cardíaca en la que parece que hay “muchos factores que juegan en quien contrae la enfermedad”, incluyendo componentes conductuales, ambientales y genéticos, dijo el Dr. Morris.

“Con la aparición tardía de AD, en este grupo de personas de mayor edad, los factores de riesgo genéticos son una pequeña pieza de la imagen”, dijo. Estudios anteriores han arrojado evidencia que sugiere que lo que comemos puede jugar un papel importante en la determinación de quién obtiene AD y quién no, dijo Morris.

Cuando los investigadores del estudio sacaron del análisis a aquellos participantes que cambiaron su dieta en algún momento (por ejemplo, bajo las órdenes de un médico después de un infarto), encontraron que “la asociación se hizo más fuerte entre la dieta MIND y los resultados [favorables]” en términos de AD, dijo Morris. “Eso probablemente significa que las personas que consumen esta dieta constantemente durante años reciben mejor protección.”

En otras palabras, parece que cuanto más tiempo una persona coma la dieta MIND, menor será el riesgo de que la persona tendrá de desarrollar AD, dijo Morris. Como es el caso con muchos hábitos relacionados con la salud, incluyendo el ejercicio físico, ella dijo: “Vas a estar más saludable si usted ha estado haciendo lo correcto por un largo tiempo.”

Morris dijo: “Hemos elaborado una dieta y funcionó en este estudio de Chicago. Los resultados deben ser confirmados por otros investigadores en diferentes poblaciones y también a través de ensayos aleatorios.” Esa es la mejor manera de establecer una relación de causa/efecto entre la dieta MIND y la reducción en la incidencia de la enfermedad de Alzheimer, dijo.

Rush University Medical Center

via

Anuncios
Acerca de

Chileno. Tecnólogo Médico, Magister en cs de la Ingeniería mención Biotecnología. Nerd, Geek y orgulloso integrante del Partido Pirata de Chile Ⓟ.

Publicado en Medicina
2 comments on “Nueva dieta MIND puede proteger significativamente contra la enfermedad de Alzheimer
  1. Elizabeth Garrido dice:

    Excelente articulo habra que difundir esta informacion, importante orientar a la sociedad de los malos habitos alimentarios.

    Le gusta a 1 persona

  2. Anónimo dice:

    Excelente que científicos busquen alternativas para prevenir y no solo para curar enfermedades.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 630 seguidores

Member of The Internet Defense League

Sígueme en Twitter
A %d blogueros les gusta esto: