Desinformación con respecto al Software Libre

portada_software_libre

Si algo no lo puedes controlar, destrúyelo. Esa parece ser la máxima que sirve de pendón a la cruzada –utilizando el termino en el peor sentido de la palabra– en la que una parte de la industria informática y sus medios de comunicación afines de han embarcado en los últimos años para desprestigiar al software libre, un tipo de concepción de la informática que, a pesar de lo que algunos dicen, genera desarrollo tecnológico, empleos y riqueza.

El software libre es la principal bestia negra para aquellas empresas y/o multinacionales que desarrollan software y lo comercializan de la manera tradicional, esto es, venden licencias de uso de dicho software.

Sin embargo para muchas personas, entre las que se incluye el redactor que esto publica, el software libre permite el desarrollo tecnológico de las sociedades de los cinco continentes y tiene mucho que ver con compartir el trabajo y revisiones y mejoras de software que pueden tener detrás miles de personas de los cinco continentes.

El software libre también tiene detractores, que utilizan los más variados argumentos para intentar desacreditar un movimiento que en su esencia cree firmemente que el software y la tecnología debe de ser un derecho y no un privilegio.

Uno de los argumentos contra el software libre es que las aplicaciones así gestadas tienden a ser un sin dios debido a la gran cantidad de personas que trabajan en ellas. Del mismo modo que los profesionales que desarrollan software privativo tienen detrás una larga formación y mucha experiencia y títulos universitarios, del mismo modo también hay profesionales con la misma o más preparación que optan por dedicarse al software libre.

Con esa colaboración inclusive a nivel mundial de desarrolladores, a pesar de que con ello se critica la falta de profesionalidad de muchos de ellos, el desarrollo tecnológico avanza desbocado y se convierte en exponencial. Aplicando una frase hecha “mil cerebros funcionan mejor que uno”.

Otra de las falacias con las que se pretende hacer de menos al software libre tiene que ver con que supuestamente no genera movimiento económico. Eso es falso: utilizar herramientas de desarrollo de software libre no implica que el software que se desarrolle no termine siendo privativo y se puedan vender licencias del mismo.

De hecho y por poner un ejemplo muy actual, las empresas que comercializan distribuciones de LINUX sí que cobran por los manuales y por el soporte físico dónde se encuentra la distribución. En software libre uno de los negocios redondos tiene que ver con el servicio técnico para, una vez utilizamos el mismo ejemplo, las distribuciones de LINUX.

Otra de las críticas infundadas contra el software libre es que el mismo no se puede utilizar en sistemas críticos; nueva falacia, que el software de desarrollo sea libre no implica que las aplicaciones y sistemas no puedan tener el mejor de los sistemas de seguridad. De lo que si estamos seguros es que es más difícil probar la seguridad de cualquier aplicación o sistema privativo debido a algo tan evidente como que no ha sido probado antes de sacarlo al mercado.

via

Anuncios
Acerca de

Chileno. Tecnólogo Médico, Magister en cs de la Ingeniería mención Biotecnología. Nerd, Geek y orgulloso integrante del Partido Pirata de Chile Ⓟ.

Publicado en Open Source, Sociedad, Tecnología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 617 seguidores

Member of The Internet Defense League

Sígueme en Twitter
A %d blogueros les gusta esto: