La idea del monopolio de los derechos de autor o copyright se basa en una mentira colosal

copyright-branded

por

El monopolio de los derechos de autor se basa en la idea de un intercambio. A cambio de los derechos exclusivos, los derechos de autoa suministran cultura y conocimiento al público. Resulta que toda la premisa es una mentira, los creadores desconectados están compitiendo para ofrecer cultura y el conocimiento de todos formas.

El monopolio de los derechos de autor fue reinstalado en Gran Bretaña en 1710, después de haber caducado en Inglaterra en 1695. Fue promulgado porque las impresoras (no los escritores) insistieron en que si no tenían derechos exclusivos para impulsar la rentabilidad, nada conseguiría ser impreso.

Tenga en cuenta la diferencia entre los libros escrito por una parte, y conseguir impreso y distribuido por ela otra (caras de una moneda). Eran las imprentas, no los escritores o los autores, quienes impulsaron el restablecimiento del monopolio de los derechos de autor a través del denominado Estatuto de Ana.

El Parlamento de Gran Bretaña aceptó esta premisa, y por lo tanto, se formó el contrato social del monopolio de derechos de autor: A cambio de proporcionar el único servicio que puede hacer que la cultura sea para el beneficio del público, los editores y distribuidoresa quienes se les otorgan derechos exclusivos limitados en el tiempo.

Tenga en cuenta una suposición muy importante aquí: si los derechos exclusivos (el monopolio del derecho de autor), no existiría, no habría cultura. Este es el contrato social en el que los gobiernos han estado actuando desde entonces: a cambio de proporcionar un servicio magico que pone a la cultura en el primer lugar, los editores han disfrutado de los derechos exclusivos lo que les permiten sancionar y retener.

El contrato social entre el público y la industria del copyright es, que a cambio de los derechos exclusivos, los editores harán a la cultura me disponible, siendo los únicos que pueden suministrar dicha disponibilidad de cultura.

Resulta que toda la premisa es una mierda.

Con la llegada de Internet, vemos que la gente está creando a pesar de estos derechos exclusivos, este monopolio, en vez de a causa de ella. Millones de creadores (¡millones!) han renunciado públicamente a sus derechos exclusivos ya adjudicados, mediante la publicación bajo una licencia de Creative Commons.

Solo YouTube recibe 300 horas de video nuevo cada minuto. Esto significa por sí solo que YouTube ofrece 18.000 canales de televisión, la mayoría de los cuales no vale la pena ver (se podría decir esto, al igual que los canales de televisión tradicionales).

La idea de que la industria de los derechos de autor por sí sola es capaz de proporcionar la cultura ha sido expuesto como un enorme, audaz, descarada y absoluta mentira.

Así que si usted fuera el gobierno, el comprador en este escenario, ¿qué harías? El comprador que da los muy valiosos  derechos exclusivos a la industria del copyright que afirmaba que la existencia de dicho contrato era la única manera de tener cultura disponibles para todos – ¿Qué haría ahora, que ya tiene claro que ha estado pagando mucho mucho mucho a un precio demasiado alto?

Se podría rescindir el contrato con este vendedor mentiroso de cultura pública, que exigía los derechos exclusivos a cambio de la cultura que se creará. Se podría encontrar otro proveedor que proporcione mejores condiciones para el público. Y lo más importante, usted no se preocupa por lo que el viejo vendedor (la industria del copyright) tenía que decir acerca de sus nuevas negociaciones.

Ahora cualquier obra puede ser adquirida, después de todo: si usted no está satisfecho con un proveedor, puede encontrar un nuevo proveedor, y, obviamente, el antiguo proveedor no llegará a tener voz y voto en el próximo contrato con el otro proveedor. No hay ninguna razón en absoluto por qué la cultura y el conocimiento deben trabajar de manera diferente.

En otras palabras, no hay ninguna razón en absoluto por qué la industria de derechos de autor deba gozar de los derechos exclusivos, y en particular, no hay ninguna razón por la que debería tener algo que decir si estos les son revocados. Ellos no han cumplido el contrato social, por lo que el contrato esrevocado. Fin de la historia.

via

Anuncios
Acerca de

Chileno. Tecnólogo Médico, Magister en cs de la Ingeniería mención Biotecnología. Nerd, Geek y orgulloso integrante del Partido Pirata de Chile Ⓟ.

Publicado en Cultura, DD.HH, Leyes, Partido Pirata, Política, Sociedad, Tecnología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 617 seguidores

Member of The Internet Defense League

Sígueme en Twitter
A %d blogueros les gusta esto: