El acceso abierto (u Open Access) es un tema de desarrollo – el status quo necesita ser desafiado

Este artículo esta escrito originalmente para África pero sirve a cualquiera.


El acceso a la información es un derecho humano fundamental consagrado en la Constitución de Sudáfrica. Sin embargo, hay muchas barreras que restringen o impiden el acceso a la información.

Los mayores obstáculos son:

  • acceso a Internet;
  • las leyes de copyright restrictivas en conjunto con los sistemas de gestión de derechos digitales que “Encierran” (o Lock Up) la información o restringir el acceso;
  • políticas irracionales y periodos de embargo establecido por los editores de material en línea; y
  • precio excesivos de los libros.

¿Qué hay que hacer para levantar las restricciones actuales?

Las leyes de copyright y el caso del acceso abierto

Hay una solución: el acceso abierto.

Sudáfrica está haciendo algunas investigaciones increíbles, pero no puede compartirlas a nivel mundial debido a las leyes de derechos de autor restrictivas o políticas irracionales y periodos de embargo establecido por los editores. Los autores sudafricanos no pueden llegar a ser conocidos y citados si sus obras son encerrados detrás de paywalls costosos, accesibles sólo para un público limitado.

Estudiantes sudafricanos y los investigadores también necesitan acceso a las mejores y actualizadas revistas y libros internacionales y locales, y a otras investigaciones; para poder aportar nuevos conocimientos en sus campos.

Esta es la razón por la que el acceso abierto es tan crucial para Sudáfrica y otros países en desarrollo.

El acceso abierto es un movimiento internacional que facilita el acceso a la información que se suele estar encerrada o detrás de paywalls caros o por derechos de autor. Muchas instituciones educativas de todo el mundo, entre ellos Sudáfrica, han creado repositorios institucionales de acceso abierto para hacer que sus productos de investigación sean accesibles en el escenario global.

Estos repositorios proporcionan acceso a las obras públicas a cualquiera que pueda acceder a Internet. Más importante aún, abren la puerta a la investigación y otros conocimientos que siempre han sido cerrados a los países en desarrollo.

Más editores necesitan adoptar el acceso abierto. Shutterstock

Los repositorios institucionales son gratuitos y abiertos, proporcionando artículos de texto completo, capítulos de libros y otros productos de la investigación de las instituciones. Los usuarios no tienen que pagar. En muchos sentidos, si no fuera por el material de acceso abierto, trabajadores de la salud, investigadores, educadores y bibliotecarios podrían no ser capaces de acceder a la información relevante y actualizada.

El caso del joven estudiante estadounidense, Jack Andraka, ofrece un ejemplo dramático del poder del acceso abierto. Descubrió una nueva prueba de cáncer mediante el acceso a material de Acceso Abierto en Google.

Más de 850 editores de todo el mundo ahora facilitan el acceso al conocimiento, al permitir a las instituciones depositar sus artículos finales en formato PDF en acceso abierto en repositorios institucionales. Se benefician del intercambio de conocimientos; sus publicaciones tendrán más lectores; los autores obtendrán más citas y una mayor repercusión.

Los “cinco grandes” editoriales en el mundo de hoy son RELX Group, Springer, Wiley-Blackwell, Taylor & Francis y Sage. En 2013, estas editoriales publicaron más de la mitad de los trabajos académicos en la literatura revisada por pares. En 2014 fueron responsables de más del 70% de todos los artículos publicados en química y psicología.

Desafortunadamente el Grupo RELX- anteriormente Reed Elsevier y proveedor  mundial de información sobre la salud y ciencia, que sirve a más de 30 millones de científicos, estudiantes y profesionales de la salud y de la información a nivel mundial – cree que encerrar los conocimientos de algún modo, produce “beneficios” a la investigación y al conocimiento.

Su nueva política de “compartir” golpea en la cara a la distribución de los recursos a través de acceso abierto. Intenta colocar embargos poco razonables en el material de modo que no se pueda hacer disponible en acceso abierto a los repositorios institucionales durante mucho tiempo. Esto significa que las instituciones no pueden hacer sus propios productos de la investigación accesible en acceso abierto hasta el momento en la sociedad o de los editores decidir. Los periodos de embargo van desde 12 meses a cuatro años.

En los últimos meses, las instituciones académicas y bibliotecas de todo el mundo se han opuesto fuertemente a la nueva política del Grupo RELX. Hasta la fecha, 268 instituciones y 2681 bibliotecarios interesados ​​y académicos han firmado una petición en contra de esta política. La editorial ha respondido con un intento de mostrar los beneficios de esta política. Pero sólo afianza su política de restricciones y de control de la investigación, que las instituciones mismas han producido a través de sus autores académicos.

La editorial también ha sido boicoteada por muchos investigadores internacionales debido a sus modelos de precios excesivos y las políticas editoriales. En julio de 2015, las instituciones académicas de Holanda tomaron la decisión de embarcarse en un boicot nacional en un intento de romper el dominio que la editorial tiene en la comunidad académica.

Otros dos editoriales académicas que también han hecho sus políticas más restrictivas hacia el acceso abierto a través de repositorios institucionales son Springer y Emerald.

Estos editoriales necesitan repensar sus políticas de permisos para hacer la investigación accesible a través de sus propios repositorios institucionales, sin embargos. Ser un lectores de artículos de revistas (pagando) cubre un período razonablemente corto y las editoriales deben permitir que las versiones del PDF final esten disponibles al ser colocados en repositorios institucionales dentro de los seis meses de su publicación.

Los que puedan pagar las suscripciones seguirán suscritos a las revistas, no tienen que buscar material sobre diferentes bases de datos. Ellos todavía quieren números de revistas electrónicas y bases de datos para su uso. Pero, al permitir que los artículos se coloquen en los repositorios institucionales de los autores, al menos, el material es accesible a aquellos que no pueden pagar las suscripciones.

Un equilibrio peculiar del poder

Todo lo relacionado con la propiedad y la producción se ha vuelto sesgada. Las instituciones académicas pagan a los investigadores para escribir artículos y libros para hacer pública su investigación. También ofrecen servicios de redacción gratis en la mayoría de los casos para revistas. Los editores a continuación, hacen que los autores cedan todos sus derechos de autor a ellos para que puedan controlar el contenido siempre y cuando sea posible.

Esta es una práctica extraña. Los autores tienen todo un conjunto de derechos que les otorga la ley de derechos de autor, sin embargo, los editores no les dicen a los autores que pueden retener los derechos, o que sólo pueden dar al editor una licencia “no exclusiva” para publicar sus obras.

Los autores deben tener la elección final de lo que ocurre con sus obras, no las editoriales. La ley de derechos de autor otorga derechos a los autores. Los autores necesitan darse cuenta de cuáles son sus derechos para que no renuncien al control sobre sus obras.

Qué ridículo es que los autores, expertos en sus campos, que tienen que pedir permiso a las editoriales utilizar su propio material para enseñar, compartir con sus colegas, en un repositorio personal o institucional, o permitir traducciones o modificaciones de sus obras.

La creación de esta oportunidad para los investigadores aumentaría las posibilidades de la escritura y para ser publicado también. No sólo la a investigación en Sudáfrica, por ejemplo, podría ponerse a disposición de otros colegas, investigadores, educadores, bibliotecarios y ciudadanos en general, sino que también serviría para proporcionar información y conocimientos a otros países de África y de todo el mundo.

via

Anuncios
Acerca de

Chileno. Tecnólogo Médico, Magister en cs de la Ingeniería mención Biotecnología. Nerd, Geek y orgulloso integrante del Partido Pirata de Chile Ⓟ.

Publicado en Ciencia, Cultura, DD.HH, Educación, Open Source, Sociedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 602 seguidores

Member of The Internet Defense League

Sígueme en Twitter
A %d blogueros les gusta esto: