Por qué es posible que desee pensar dos veces antes de renunciar a la privacidad en línea por conveniencia

por Carissa Véliz

Es inconveniente resguardar la privacidad, y cuanto mejor la proteja, más molestias hay que soportar. Disfrutar de la privacidad, como mínimo, exige la instalación de software para bloquear el seguimiento en línea, utilizando contraseñas largas y diferentes para los servicios en línea, recordando desactivar las señales WiFi y Bluetooth en su teléfono móvil al salir de la casa, utilizando dinero en efectivo, etc.

Cuanto más consciente de la privacidad somos tenemos que pasar por el problema de usar el cifrado para todos sus mensajes, cubrir la webcam en su computadora portátil con un adhesivo, sufrir la lentitud y las limitaciones de usar Tor (un software que permite el anonimato en línea), e incluso puede estar dispuesto a renunciar a las muchas ventajas de tener un teléfono móvil por completo.

Las empresas y las instituciones no deben hacer esto tan difícil para las personas el disfrutar de la privacidad, no deberíamos tener que pasar por todo este problema para hacer valido algo que es un derecho. Sin embargo, vivimos en un mundo que no es ideal, donde cada vez es más importante que los gobiernos y las empresas exploten la información personal de las personas por razones económicas y políticas.

Por lo tanto, las personas que viven en el mundo real se enfrentan con el dilema de cumplir con la opción por defecto y renunciar a su privacidad, o tratar de resistir la exposición a través de pagar un alto precio en inconvenientes. Tiene sentido preguntarse si la privacidad vale la pena.

Imagine ir a una tienda, escoger lo que te apetece, ponerlo en su bolsa, y simplemente salir. No hay efectivo, no hay tarjetas de crédito, no hay colas. Las cámaras que utilizan el reconocimiento facial lo han identificado y se le facturará automáticamente. Rara vez vas a las tiendas, de todos modos. Sólo cuando se siente como para dar un paseo, o cuando desea explorar nuevos productos. La mayoría de las veces, todo en su casa se repone automáticamente a través de sensores conectados al Internet de las cosas. Ese futuro no puede estar muy lejos. Amazon acaba de abrir una tienda de compra rápida en Seattle, y pronto podría abrir más tiendas en el Reino Unido.

El inconveniente de la conveniencia

El lado positivo de la comodidad es atractivo: nos promete una vida más fácil. Conveniencia, como el placer, es un componente importante de una buena vida. Si no elegimos la conveniencia de vez en cuando nuestras vidas serían desesperadamente incómodas e ineficientes.

Pero no olvidemos que la conveniencia también puede conducir a caminos indeseables, puede incluso matar. La conveniencia a menudo nos lleva a tener estilos de vida sedentarios, apoyar a las empresas que perjudican a la sociedad, tener rutinas diarias insatisfactorias, ser ignorantes y ser políticamente apáticos.

Es inconveniente comprar sólo a empresas socialmente responsables, hacer ejercicio, encontrar cosas nuevas que hacer, mantenerse bien informado, votar y protestar cuando los gobiernos cometan injusticias. Una buena vida exige un grado razonable de luchaa, el equilibrio adecuado entre la facilidad de la conveniencia y los beneficios de los esfuerzos significativos. Al igual que el placer, la conveniencia tiene que ser sopesada contra el precio que estamos pagando por ella, y las consecuencias a corto y largo plazo que podrían resultar.

Sopesando las pérdidas

Desafortunadamente, no es fácil evaluar el peso de las pérdidas de privacidad. Típicamente, en el mundo en línea, ninguna pérdida pequeña de la privacidad creará una catástrofe. Un negocio de seguimiento de un clic de su cuenta no es un gran problema. Pero las pérdidas de privacidad se acumulan, y la totalidad de lo que ha revelado en línea a través de navegación, clic, compra y gusta, puede pintar un retrato aterradoramente detallado de usted.

Las pérdidas de privacidad son como los daños ecológicos o el deterioro de la salud: nadie actúa al botar un poco de basura, ni una fumada de un cigarrillo provocará un desastre, pero la suma de ellos a través del tiempo podría.

¿Es hora de salir de la web? Shutterstock

Qué posible daño podría venir de renunciar a la privacidad en línea, usted puede preguntarse. Si usted postula a un un trabajo, es probable que la empresa que considera contratarlo comprará un archivo de usted de los corredores de datos. Su archivo puede contener información sobre hábitos de navegación, historial de crédito, registros de salud y más. La empresa no puede contratarlo debido a algo que publicó en las redes sociales, o debido a algún otro tipo de “mancha” en su registro, y nunca sabrás por qué fue, y nunca será capaz de impugnar esa decisión.

Del mismo modo, un banco no puede concederle un préstamo debido a la información que recoge de usted en Internet. La información en la que basan su decisión puede ser inexacta, pero de nuevo, nunca lo sabrás. Los piratas informáticos podrían encender su cámara y chantajearle con imágenes sensibles. Los delincuentes pueden cometer robo de identidad.

Según la Comisión Federal de Comercio, las quejas de robo de identidad en los EE.UU. aumentaron en un 47% entre 2014 y 2015. Los trolls pueden acosarlo en línea y fuera de línea. Las compañías de seguros pueden cobrar de acuerdo con la información sobre sus hábitos. Productos tales como vuelos pueden llegar a ser más costosos para usted dependiendo de cuánto usted parece quererlos. Y la lista continúa.

Es primordial que exijamos que las empresas y las instituciones gubernamentales nos permitan disfrutar de privacidad en línea más fácilmente. Mientras tanto, sin embargo, es posible que desee pensarlo dos veces antes de renunciar a su privacidad por conveniencia.

via

 

Anuncios
Acerca de

Chileno. Tecnólogo Médico, Magister en cs de la Ingeniería mención Biotecnología. Nerd, Geek y orgulloso integrante del Partido Pirata de Chile Ⓟ.

Publicado en DD.HH, Sociedad, Tecnología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 561 seguidores

Member of The Internet Defense League

Sígueme en Twitter
A %d blogueros les gusta esto: