Inclusión en Chile: ¿compromiso real o sólo likes de Facebook?

Ganadores del premio Emprendimiento B del 2017 de la Semana de la Pyme, el proyecto Coffeecleta buscó convertirse en el primer café del país donde el 100% de sus trabajadores están en situación de discapacidad intelectual, además de destacarse por ofrecer un delicioso café gourmet al paso, en carritos integrados a unos lindos triciclos que se trasladaban por distintos puntos de Concepción.

¿Cómo ha sido la experiencia? Con los trabajadores, increíble. El obstáculo ha sido otro. Su dueño, Pablo Serrano, habló en entrevista con El Definido y nos contó algunos de los desafíos que ha enfrentado en su esfuerzo por reintegrar a los jóvenes al mundo laboral.

El negocio comenzó con éxito de la mano de un triciclo que repartía café gourmet en la ciudad penquista, y de a poco fue creciendo, ampliándose a tres puntos distintos e integrando a más trabajadores. Coffeecleta contrató a jóvenes deseosos de demostrar sus capacidades, con excelentes resultados en su desarrollo laboral.

“La idea del proyecto Coffeecleta es que algún día alguien llegue y me robe a los muchachos para que les den la oportunidad de trabajar en lo que ellos realmente estudiaron”, comentaba el año pasado Pablo a Líderes Biobío.

Para esto era fundamental que el proyecto creciera y se masificara, y fue así como Coffeecleta llegó instalarse en un local (San Martín 623). Sin embargo, actualmente, se encuentra cerrado, pues les ha costado lograr un apoyo constante por parte del público y las autoridades.

“Como proyecto es súper bueno. De hecho, en Facebook yo pongo ‘buenos días’ y tengo dos mil likes, pero nadie va a comprar. Entonces, la gente apoya mucho en redes todas las causas pero a la hora de los quiubos nadie apoya, la municipalidad mí me dio cuatro premios, además gané el emprendimiento B de Corfo, que se le da a empresas de buenas prácticas, y nadie me da permisos, no nos dejan colocar los carritos en ningún lugar, todos se toman la foto y se van”, nos comentó Pablo. “Entonces no sé si la inclusión es mediática o realmente la gente quiere trabajar con la inclusión”.

Expertos internacionales dan la razón a Pablo, y enfatizan en que ésta es una realidad que debe cambiar. Por ejemplo, Sylvana Storey, consultora de gestión y psicóloga laboral, señala que uno de los aspectos más problemáticos de la diversidad e inclusión (I&D) en las organizaciones, es que se habla mucho al respecto pero se hace muy poco. Los encargados de estos tópicos en las empresas no logran ponerlos en práctica. En otras palabras, pareciera ser que “la diferencia” sólo es valorada cuando ésta encaja dentro de lo que les conviene, comenta la experta.

“La gente se olvida que los chicos todos los días necesitan apoyo, todos los días necesitan salir, nosotros cuando trabajamos con chicos el desarrollo social de ellos era increíble”, enfatizó Pablo. “El desarrollo que logramos de personalidad, a nivel social e inclusión es gigante. Nosotros llegamos a tener doce chicos, y al final eso murió, porque nadie nos daba permiso. Yo decía ‘oye, déjanos poner un carrito en Plaza de Armas’ y me decían que no”.

Nueva Ley de Inclusión Laboral

Le preguntamos a Pablo si cree que con leyes que obliguen a las empresas a tener prácticas inclusivas el panorama cambiará y hablamos sobre la ley 21.015 de Inclusión Laboral, que entrará en vigencia el 1 de abril de este año. Esta ley establece que las empresas con más de 100 trabajadores deben dar empleo a al menos un 1% de “personas con discapacidad o asignatarias de pensión de invalidez de cualquier régimen previsional”, según Senadis.

“Una gran multitienda de Chile llegó a Concepción para llenar el 1% y pidió de ‘esos niñitos así’. Así se expresaron ‘Quiero niñitos así, que se vean así’. Entonces es como un show”, relata Pablo indignado. “La inclusión como filosofía funciona maravillosamente, pero en la práctica nadie quiere vivirla. Entonces pasa lo mismo, todos quieren ayudar, pero si les digo ‘compadre, contrata a un chico me responden ´no, es que me pueden dejar la embarrada’, y eso es parte de: se pueden desarrollar, van a aprender, van a ser súper buenos trabajadores”.

Pablo teme que al entrar en vigencia la ley 21.015, los grandes conglomerados contraten a jóvenes sin capacitarlos correctamente, y efectivamente tengan problemas en su desempeño por falta de entrenamiento e instancias laborales previas que los preparen para las grandes empresas.

“Yo no vendo morbosidad, yo vendo reintegración al mundo laboral, que los tomen en cuenta, que vean que son capaces. En mi caso, algunos no me creían que trabajaba con chicos con discapacidades. Les doy la posibilidad de que salgan de sus casas, se desarrollen, uno de mis trabajadores se puso a pololear con otra trabajadora, una vida común y corriente. Ahora todos volvieron a sus casas”, sentencia desalentado.

A pesar de las dificultades, Coffeecleta sigue existiendo y hoy realizan coffee breaks a pedido. Puedes contactarlos mediante su página de Facebook para contratar sus servicios.

El desafío: ¿cómo lograr una verdadera inclusión?

A partir de abril, las empresas tendrán el desafío de incluir personas en situación de discapacidad y de seguro, como aquellas que ya lo hacen sin obligación, podrán ver la riqueza del aporte de sus nuevos trabajadores. El testimonio de Pablo, nos plantea a la pregunta de cómo lograr una inclusión que sea integral y no solamente por “cumplir” con la nueva Ley.

La Sofofa creó la web Empresa Inclusiva, que brinda todo tipo de información, no sólo indicando la metodología a seguir para sea una buena experiencia, sino también ofreciendo guías detalladas de cada parte del proceso, las cuales se hicieron en colaboración con la Organización Internacional del Trabajo.

¿Qué pasos recomiendan seguir para una verdadera inclusión?

  1. Contacto y compromiso inicial de la empresa y sus trabajadores: escuchar a charlas sobre el tema, leer sobre experiencias positivas de otras empresas y saber que existe una metodología práctica para contratar a personas con discapacidad. Lo primero es conocer el camino que hay que recorrer y comprometerse.
  2. Evaluación laboral adecuada: hay que prepararse para dar nuevas oportunidades, por eso es importante elegir al candidato correcto. Es necesario preparar al equipo interno de selección para tener las herramientas técnicas que les permitan tomar la mejor decisión.
  3. Capacitación general: todos deben capacitarse cuando de inclusión laboral se trata. No solamente el trabajador en situación de discapacidad, sino también la empresa, para recibir a este nuevo integrante.
  4. Colocación y seguimiento: debe haber un apoyo y acompañamiento constante para que se obtengan los mejores resultados, tanto para la empresa como para el trabajador. La idea es mantener una permanente presencia en la evolución y desempeño de la persona con discapacidad contando con el apoyo de instituciones especializadas.

  5. Evaluación del proceso: medir y evaluar cómo se ha realizado el proceso de inclusión es muy importante para diseñar cómo debe seguir la empresa en el futuro. Hay que identificar los desafíos pendientes e identificar áreas y personas claves en la contratación, en la capacitación y el seguimiento.

También existe un Manual para una de Personas con Discapacidad Inclusión Laboral Efectiva. Este fue creado por la Terapeuta Ocupacional y Magíster en Integración de Personas con Discapacidad, Andrea Zondek con el apoyo del Sence (Servicio Nacional de Capacitación y Empleo).

Por último, en este proceso de inclusión para las empresas, será clave también la ayuda de ONGs que se dedican a ayudar a personas en situación de discapacidad a conseguir empleo y a las empresas a generar una contratación efectiva. Ejemplos a seguir son la fundación Avanzar, Tacal, Ingenium o Descúbreme (que recientemente se convirtió en entidad consultiva para la ONU).

Marcelo Cicali, dueño y “Gerente Espiritual”de Bar Liguria, donde el 7% de sus trabajadores tienen algún nivel de discapacidad intelectual, comentó en una entrevista hace unos meses:

“Lo que necesitamos hacer con las personas que nosotros creemos que son discapacitadas es entrenarlas en las capacidades en las cuales ellos pueden ser un aporte. Y el principal aporte que nos entregan ellos es la capacidad de poner preguntas en la organización y en la sociedad”.

Otros emprendimientos culinarios inclusivos

Así como Coffeecleta o Bar Liguria, hay otros proyectos del rubro luchando por la inclusión. La hamburguesería La Inclusiva (Irarrázaval 3993, Ñuñoa), integra a garzones que sepan lengua de señas, ha instalado rampas para personas en sillas de ruedas e integrado una carta en braille (puedes leer más detalles en esta nota).

El café IntegraTé, en El Aguilucho con Holanda (Providencia) y fundado por el terapeuta ocupacional Diego Alonso López, ofrece trabajo a personas en situación de discapacidad intelectual y han tenido una buena acogida: “Creo que Chile está al debe con la inclusión social de estas personas, pero siento que vamos por buen camino“, señalo Diego a El Mercurio.

Fuente

Acerca de

Chileno. Tecnólogo Médico,. #MangaLover #AnimeLover #HentaiAffitionado Nerd, Geek y orgulloso integrante del Partido Pirata de Chile Ⓟ.

Publicado en Cultura, Discapacidad, Sobre discapacidad, Sociedad

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 89 seguidores más

Follow Arcanus's Random Stuffs on WordPress.com
Sígueme
A %d blogueros les gusta esto: